“Continencia …la capacidad de controlar la defecación voluntariamente, distinguir la calidad del continente rectal y mantener un control nocturno…” Goligher

Factores de continencia

Valoración y tratamiento de la incontinencia fecal

La incontinencia fecal puede originarse por varias causas como incidencias en el parto (múltiples partos, apertura del canal vaginal) o la cirugía del ano (hemorroides, fístulas, abscesos, fisuras). Generalmente se manifiesta en personas de edad y mujeres, cuando hay una pérdida gradual del tono del suelo pélvico (espacio que incluye vagina, recto y uretra).

La incontinencia para heces puede ser involuntaria (incontinencia pasiva) o aparecer como la necesidad imperiosa y no demorable de defecar (incontinencia de urgencia). La incontinencia generalmente ocasiona alteraciones en la calidad de vida de los pacientes afectando a sus actividades laborales y de relación.

La gravedad de la incontinencia (leve-moderad-grave) se mide actualmente con escalas cuantitativas como el Wexner o la SF-36, que además valora la afectación psicosocial y en la calidad de vida de los pacientes. Es necesario cuantificar objetivamente la incontinencia fecal para elegir y evaluar la respuestas de los distintos tratamientos.

En el diagnóstico son importantes la valoración de los esfínteres con ecografía endoanal por proctólogo experto y la medición de las presiones del canal anal con manometría.

A todos los pacientes hay que recomendarles un tratamiento dietético para adecuar la consistencia de las heces y un plan de ejercicios para aumentar el tono del suelo pélvico (Kegel). Esta es la base de las técnicas de fisioterapia y bio-feedback.

En incontinencias fecales con rotura del aparato esfinteriano pueden lograrse importantes mejoras en la continencia reparando quirúrgicamente los esfínteres (esfinterorrafia-esfinteroplastia).

En incontinencias con esfínteres sanos y debilidad del suelo pélvico pueden utilizarse técnicas de estimulación tibial o neuromodulación de raíces sacras. Otras alternativas de forma individualizada son la inyección de biomateriales en el espacio interesfintérico o la aplicación de radiofrecuencia en el esfínter anal interno (terapia SECCA).

Sólo en incontinencias fecales muy graves se utilizan técnicas quirúrgicas complejas y con alto índice de complicaciones como son la transposición muscular de gracilis o la implantación de esfínter anal artificial.

 

Definición
Población de riesgo
Causas
Evaluación clínica
Tratamiento clínico de la Incontinencia Fecal
Tratamiento quirúrgico de la Incontinencia Fecal